Lactoria cornuta

Lactoria-Cornuta-05
Pez cofre cornudo o pez vaca
Familia Ostraciidae, peces cofre

Los peces cofre presentan múltiples diferencias morfológicas entre sí. La especie que nos ocupa es fácilmente distinguible por la especie de cuernos que presenta en la parte frontal de la cabeza. Dichos cuernos también los podemos encontrar debajo de la aleta caudal. Estos cuernos apenas son visibles en especímenes jóvenes pero irán desarrollándose según vaya creciendo el animal.El cuerpo es en forma de cubo y presenta una especie de coraza formada por sus escamas. Sus aletas anal, dorsal y pectorales están muy retrasadas por lo que su velocidad de natación es muy lenta siendo presa fácil de cualquier otro animal con carácter hostigador que mantengamos en el acuario. Los individuos jóvenes apenas poseen aleta caudal.

Su tonalidad de piel mayoritariamente es amarilla con contrastes en la tonalidad entre individuos. Aunque de forma menos común podemos encontrarnos especímenes de color marrón e incluso grisáceo. Su coloración se ve jaspeada por puntos iridiscentes que van desde el blanco al marrón incluyendo el verde y el azul.

Tamaño

Aunque en estado salvaje pueden alcanzar tallas que sobrepasan los 50 cm en acuario raramente alcanzan más allá de los 30 cm.

Hábitat

Oceano Indo-Pacífico, desde el mar Rojo y África Oriental hasta Indonesia, Marquesas y Japón meridional. Especie ligada a los arrecifes, principalmente en lagunas o zonas protegidas. En profundidades hasta los 50 metros

Tamaño del acuario

Debido a su tamaño y a sus necesidades de tener cobijos disponibles es recomendable no mantener la especie en acuarios inferiores a los 300 litros.

Condiciones del agua

Las comunes en instalaciones marinas de arrecife con la particularidad de que es sensible a la cantidad de oxigeno disponible y a los compuestos nitrogenados.

Temperatura

Entre los 24 y los 27º C.

Mantenimiento

En su etapa juvenil vive ligado a corales pétreos entre los que encuentra protección frente a otras especies más beligerantes. El acuario para su mantenimiento deberá estar suficientemente decorado para mitigar las fases de estrés iniciales. Emplean las corrientes para deambular por el alcuario, por ello debemos dotar de una corriente moderada que no ponga en peligro su supervivencia al verse arrastrado.

Como hemos comentado es una especie exigente con las condiciones acuáticas sobre todo con el potencial redox (oxígeno disponible) y la presencia de compuestos nitrogenados incluidos los nitratos

Alimentación

Son omnívoros, su dieta es muy amplia pudiéndose alimentar de algas bentónicas, pequeños microrganismos y protozoos que aspiran de entre los sedimentos de esponjas y el resto de invertebrados sésiles. Tienen la posibilidad de lanzar un chorro de agua contra la arena del fondo logrando desenterrar a pequeños crustáceos y moluscos que le sirven de alimento.

En cautividad aceptará casi cualquier tipo de alimento pero debemos tener la precaución de seleccionar bien a los compañeros de acuario para que no compitan con él en velocidad a la hora de alimentarse, de lo contrario casi con total seguridad acabaremos por perder a nuestro ejemplar.

Diferencias entres sexos

No apreciables a simple vista al presentar ambos sexos la misma coloración y tamaño.

Asociación

Por norma general son animales territoriales que viven de forma solitaria, cuando alcanzan la madurez, no admitiendo congéneres de la misma especie o similar apariencia. Los ejemplares jóvenes forman pequeños grupos  lo  que les permite ganar seguridad.

Son una especie tímida y como hemos comentado mal nadadora que se verá seriamente estresada por otras especies de natación más veloz durante la defensa de sus territorios, este estrés es común que le provoque la aparición de punto blanco marino u otros tipos de parásitos cutáneos. Es casos extremos la Lactoria cornuta puede liberar en el agua un toxina muy potente que puede dañar al resto de animales con los que conviva.

Nuestra experiencia en el mantenimiento con caballitos de mar nos obliga a comentar que estos pueden convivir en acuarios de suficiente volumen, en pequeños tanques de 40-70 litros es muy probable que la curiosidad del L. cornuta dañe a nuestros caballos con el poderoso pico que porta.

Reproducción

No conocida en cautividad, en esta salvaje se ha comprobado que las larvas viven en un primera fase de forma pelágica tras el desove que se produce a la puesta del sol.

Grado de dificultad: principiante, avanzado, experimentado

Aficionado experimentado

Deja un comentario