Paracanthurus hepatus

Pez cirujano azul
Familia de los Acanthuridae

Paracanthurus_hepatus_Prague_2011_2

El P. hepatus es uno de los peces marinos más populares dentro de la acuariofilia. Su extraordinaria coloración y la gran adaptabilidad a la vida en cautividad lo convierten en uno de los preferidos para todos los aficionados.Recibe el sobrenombre de pez cirujano por la espina extraíble que porta en cada uno de los dos lados del nacimiento de la aleta caudal.

Estas espinas las utilizan para defenderse de los ataques de otros peces. Aunque no son excesivamente peligrosas conviene tenerlas presentes al manipularlo.

El Hepatus es un pez comprimido lateralmente, su coloración es de un intenso azul y su lomo presenta dos rayas negras, la superior desde el nacimiento de la aleta caudal hasta la cabeza atravesando el ojo y la inferior aproximadamente hasta la altura de la aleta pectoral, que a menudo se unen dejando un circulo azul en el medio.

Sus aletas dorsal y anal son de color azul coronadas ambas por una franja negra. Su aleta caudal es amarilla así como el borde de sus aletas pectorales. La intensidad de la coloración varía en función de la edad.

Tamaño

En estado salvaje puede llegar a los 30 cm. En acuarios y dependiendo del tamaño del mismo raramente superan los 15 cm.

Hábitat

Amplia distribución desde el este de África hasta el sur de Hawai y desde Japón hasta Australia. Su hábitat preferido son las terrazas del lado exterior del arrecife.

Tamaño del acuario

A partir de los 200 litros

Condiciones del agua

Ph entre 8,1 y 8,3. D Salinidad entre1021 y 1024. Nitratos por debajo de 10 ppm y 0 de Amoniaco.

Temperatura

Entre los 24 y los 26º C.

Mantenimiento

El ser una especie que se aclimata bien a la cautividad no significa que no sea un pez delicado y por ello debamos descuidar las condiciones acuáticas. Requiere de cambios de agua periódicos aproximadamente cada dos semanas. La iluminación deberá ser necesariamente intensa para que pueda desarrollarse la colonia de algas suficiente de la que se alimenta. Además requiere mantener un buen número de roca viva entre la decoración del acuario con suficientes escondrijos. La roca viva aportará suficientes algas y organismos para su alimentación durante la fase de aclimatación.

El P. Hepatus es especialmente sensible a contraer determinadas enfermedades (punto blanco, terciopelo y diversos problemas de piel) como las otras especies de cirujanos. Además son especialmente sensibles al cobre. Elemento cuyos derivados suelen estar presentes en muchos productos que tratan las enfermedades. Es más conveniente la utilización de esterilizadores ultravioletas para la eliminación de las plagas causantes de la enfermedad.

Alimentación

Especie omnívora en la que la dieta vegetal juega un papel importante ya que de lo contrario verá resentida su salud. Conviene ofrecerle además de las imprescindibles algas que colonizarán nuestra roca viva, alimentos con espirulina. Podemos ofrecerle también hojas de lechuga, acelgas o espinacas deslavadas y sumergidas con algún peso. Regularmente completaremos la dieta con alimentos congelados (artemia, mysis o larvas). También podemos ofrecerle trozos de pescado blanco o mejillones. Los animales perfectamente aclimatados aceptarán alimento en escamas para peces con requerimientos vegetales.

Diferencias entres sexos

Las diferencias entre sexos no son apreciables.

Asociación

Especie relativamente pacífica con otros peces diferentes a los pertenecientes a su familia. Con estos últimos se enganchará en terribles peleas territoriales que se verán acentuadas con peces de su misma especie u otros pertenecientes la familia de los cirujanos de similar librea.

Diversos autores citan la posibilidad de mantener juntos a varios ejemplares de P. Hepatus siempre que se disponga de un tanque lo suficientemente grande (400 litros) y se críen todos juntos. Esto último es aplicable a otras especies de cirujanos que vayan a convivir con el Hepatus. Es muy conveniente que todas se introduzcan a la vez en el acuario.

Respeta a los invertebrados pero mermará con importancia la colonia de macroalgas.

Reproducción

Su cría en cautividad es prácticamente una utopía. Los cirujanos tardan mucho tiempo en alcanzar la madurez sexual, cerca de dos años. Además desovan en grupo y las larvas requieren de una alimentación durante varios meses muy compleja a base de placton. Todos los animales que encontramos en el comercio o son salvajes o fueron recogidos cuando eran jóvenes y han sido criados en cautividad.

Grado de dificultad: principiante, avanzado, experimentado

Aficionado avanzado.

Deja un comentario