Animales que nos ayudan en la limpieza del acuario (lista más completa)

Poco a poco voy añadiendo animales a la lista.

Para mantener limpia la arena de nuestro acuario, os dejo unas recomendaciones de animales que os pueden ayudar.

Caracoles:
Dentro de las muchísimas familias de caracoles que existen en la naturaleza a nosotros por sus bondades como limpiadores del acuario nos interesan las familias Neritidae y Trochidae.

Especies más comunes:

Strombidos:

En estado adulto su concha presenta un labio característico. En la zona anterior está presente el canal sifonal y en la posterior las espinas formando la espira. Estas espiras se irán desarrollando al mismo tiempo que el caracol.
El animal en sí está formado por el manto, unos ojos sobresalientes como son característicos de los caracoles, un apéndice tubular situado en la cabeza que usa para alimentarse conocido como probóscide y un opérculo para cubrir la entrada al caparazón.
Las conchas de los gasterópodos strombidos no presentan diferencias apreciables entre macho y hembra por lo tanto es necesario observar los órganos sexuales para diferenciar su sexo.
Llega a alcanzar un tamaño máximo de 25 cm.
Alimentación
Es un detrívoro por lo tanto se alimentará de los restos en descomposición del sustrato, manteniendo así el fondo de nuestra pecera limpio y aireado, pueden además alimentarse de vegetales como las algas filamentosas.

Cerithium sp

Estos caracoles, son nativos del Mar de Cortés.
Este caracol son excelentes para el mantenimiento del acuario ya que pasa gran parte de su tiempo tamizando la capa de arena, es un carroñero ideal consumidor de detritus y algas. Esta acción ayuda a mantener el lecho de arena en movimiento y sin zonas anaeróbicas.
La concha del caracol es de color negro con una serie de pequeñas manchas blancas.
Notas: La concha de este animal está en constante crecimiento. El mantenimiento de niveles adecuados de calcio de 350 a 450 ppm ayudarán al crecimiento de este animal. Si no tiene algas en el acuario, complementar su dieta con algas secas.

Caracoles que nos ayudan a mantener limpio el acuario pero no especialmente la arena:

Nerites albicella

Son originarios de Kenia y son los caracoles más efectivos como controladores naturales de algas. Sin embargo y debido a sus costumbres de vivir en zonas superficiales afectadas por las mareas donde son capaces de sobrevivir largos periodos emergidos, es corriente que en los acuarios marinos destapados les de por emerger fuera del agua lo que provoca en ocasiones su muerte y puede llegar a atascar alguna de las entradas al rebosadero. La forma corriente del caparazón es de media circunferencia en la que apenas se nota la espiral típica en otras especies.

Tectus niloticus

Originario del océano índico y oeste del pacífico. Es una de las especies más grandes que podemos encontrar en los comercios, puede llegar a alcanzar hasta los 15 cm. Es un excelente comedor de algas filamentosas y Bryopsis, las cuales puede llegar a comer en grandes cantidades debido a sus altos requerimientos alimenticios. Por su tamaño y la cantidad de comida que necesita no es recomendable mantener más de 1 ejemplar por cada 100 litros de agua, siempre en función de la cantidad de roca viva de la que dispongamos. Su gran tamaño también hace necesario que fijemos todos los objetos decorativos y los corales con resinas epoxy para impedir que sean derribados a su paso. La forma de su concha es en forma de pirámide cónica en la que se puede observar claramente la espiral y su coloración es entre parda y rojiza.

Turbo lamiferus

Es también una especie de tamaño considerable al alcanzar los 9 cm. Posee un opérculo de gran dureza que protege la zona expuesta de la concha lo que lo hace bastante invulnerable frente a depredadores. Su concha es también de forma redondeada con una espiral muy marcada lo que la asemeja a un turbante. No es un gran comedor de algas ya que sus movimientos son muy lentos y sus necesidades alimenticias bajas. No obstante por la fortaleza de su concha es uno de los pocos caracoles capaces de convivir con peces globo.

Turbo bruneus

Es una especie muy similar a la anterior pero de tamaño mucho menor, no alcanzando más alla de los 2 cm. Es de las especies de caracoles con más opciones de reproducirse en cautiverio si no acaba con las larvas previamente el sistema de filtrado ya que estas viven sus primeras fases de desarrollo de forma plactónica.

Trochus histrio

Especie especializada en algas diatomeas y algas filamentosas por lo que su presencia tienen un extremado valor añadido en cualquier acuario.Su concha esta coloreada en forma de vetas de colores rojos y verdes. Su eficacia como animal pastador está reñida con su incapacidad para sobrevivir con garantías en acuarios con grandes sustrato de arena donde no encuentra apoyo suficiente para ponerse derecho cuando es volteado. Esto implica que el animal acabe por agotarse y muera irremediablmente.

Astrea tectum

Esta especie de apenas 4 cm de tamaño está especializada en algas diatomeas. Aunque también pastará sobre algas filamentosas, el tamaño demasiado pequeño de su rádula o órgano raspador de su boca le restará eficacia. Es un caracol muy activo con grandes necesidades de alimento que le den la fuente de energía necesaria para cubrir su gran actividad, por ello recorrerá grandes extensiones de roca viva buscando su alimento. Se diferencia del Trochus porque la coloración negra de su pie tiene matices parduscos con manchas blanquecinas.

Nassarius

Los caracoles Nassarius, son unos detritívoros excelentes e increíblemente activos. Se entierran en el sustrato hasta que detectan el olor de algo comestible, y luego salen y se encargan limpiarlo, hacen un buen trabajo de limpieza de los restos más grandes de restos de comida.

Estrellas:

Archaster Typicus

Es una especie de hábitos nocturnos, le gusta enterrarse en el sustrato pero es fácil verla trepando por el cristal o por el decorado.

Se alimenta de detritos, restos de plantas y pequeños invertebrados ya que fundamentalmente es detritívora cogerá todos los restos generados en el propio acuario.

Nos removerá la arena, lo que nos ayudará a la hora de mantener limpio el sustrato y a que haya menos cantidad de residuos.

Peces

Valencianes y gobios

Estos peces no ayudarán a mantener nuestro sustrato limpio en su incesante tragar y sacar por las agallas arena, solo tienen dos inconvenientes, pueden levantar polvo y la arena debe de ser fina para que no se atraganten con ella, por lo demás son unos animales pacíficos con el resto de los demás habitantes y muy curiosos de ver como trabajan.

Salmonetes (parupeneus)

La orientación inferior de la boca de los Parupeneus y la presencia de un par de bigotes nos indican sus hábitos alimentarios ligados al sustrato y fondos arenosos donde busca y escarba con tesón en busca de pequeñas presas.

Aunque esta labor de limpieza es muy útil en cualquier acuario no es una especie muy común en los acuarios domésticos ya que presenta un rápido desarrollo y tamaño considerable. Tiene un ritmo biológico muy alto por lo que en cuestión de pocos días acabará con toda la microfauna que puebla el sustrato.

En acuarios de cierto volumen donde se mantengan muchos animales esta especie de coloración vistosa será muy útil por su acción carroñera sobre los restos de alimentación no ingeridos. La mínima presencia de detritus y restos biológicos en el sustrato permitirá una reducción importante de los compuestos nitrogenados en el acuario.

Hay más animales que mantienen el acuario limpio pero estos son los que destaco para el mantenimiento de la arena, espero que os sirva de mucho, un saludo.

Signigobius biocellatus

El signigobius biocellatus, este bonito pez de tono grisáceo con manchas marrones poseen en las aletas unas manchas en forma de ojos de donde le viene su nombre.
Es conocido por su capacidad de construir madrigueras en el lecho de arena del acuario, manteniéndola bien agitada.
Esta acción de agitación impedirá el desarrollo de los “puntos muertos” en el sustrato.
Necesita en el acuario suelos arenosos, en donde mastica el sustrato constantemente en la búsqueda del alimento adecuado, tamizando la arena casi en el acto y dejándola caer por la papada.
Este gobio se adapta fácilmente a una dieta de camarón, artemia, o misis congelado.
Es xonveniente mantenerlo en parejas, movieéndose por lo general tan solo unos centímetros uno del otro.
Son peces absolutamente pacíficos.
Debido a las exigencias de hábitat y la comida no se recomienda este gobio para el principiante.
Requieren buena comida y varias veces al día.
Su reproducción es muy peculiar, ambos cavan una cueva donde la hembra pone sus huevos. El macho entra y la hembra le entierra dentro. Después de unos días el macho sale y vuelven a tapar la cueva dejando los huevos en el interior. Cuando vuelven a abrir la cueva solo quedará una larva, ya que recurren al canibalismo para sobrevivir.

Holothurias o pepinos de mar:

De todos pondré el hilla que es el más común.

Holothuria hilla

El pepino de mar Holothuria hilla llamado también cola del tigre, es uno de los comedores de detritus más exóticos de la naturaleza.
Su cuerpo de color marrón anaranjado con manchas blancas y con numerosas papilas espinosas.
Por lo general es suave y flexible con una piel suave, pero debido a las características especiales de su tejido conectivo, puede llegar a ser firme y rígido.
El cuerpo, está forrado con hileras longitudinales de pies formados por pequeños tubos que pueden ser retirados de la pared del cuerpo, dejando pequeños huecos.
Es principalmente nocturno, y tiende a esconderse durante el día bajo piedras o trozos de coral.
Es un detritívoro, incluyendo en su alimentación diamoteas, microalgas, bacterias, restos de comida y otros detritos, ingiriendo la arena y restos que se han acumulado en el fondo marino. Los recoge con sus tentáculos de alimentación, introduciéndose en la boca y digieriéndola pasando a través del intestino.
Durante sus actividades de alimentación, el pepino de mar mueve los primeros centímetros del lecho marino, y airea el sedimento.
Holothuria hilla tiene sexos separados y desova en cualquier época del año con gametos que se libera en la columna de agua, aunque también se pueden reproducir asexualmente mediante la ruptura en dos partes, a cada una de ellas les vuelve a crecer los órganos que les falta
Curiosamente, este pepino de mar es una de las pocas especies que introduce su parte inferior del cuerpo en el interior de su cueva, y sólo extiende su mitad anterior en la búsqueda de alimentos.

Hermitaños:

CLIBANARIUS TRICOLOR

Un solo ejemplar por cada 25 litros. Este especie matará y comerá caracoles de Astrea esps. y se mudará a la concha vacía. Es demasiado pequeño para amenazar a la mayoria de los peces pero matará y se comerá cualquier cosa que esté a su alcance. Este ermitaño se rastrea las superficies de roca buscando cualquier clase de comida, incluidos algas y animales pequeños. Los cangrejos ermitaños no son especies complicadas de mantener siempre que tengamos los parámetros bajo control. Su capacidad de adaptación permite a estas especies prosperar incluso en presencia de compuestos nitrogenados. La fase más preocupante en su desarrollo, al igual que ocurre con los camarones, es la de la muda. En aguas con niveles bajos de calcio y carbonatos puede provocarles graves problemas al no poder formar el nuevo esqueleto.

La dieta de este pequeño cangrejo hermitaño, se limita a las algas y los alimentos no consumidos. Esta preferencia dietética, le hace un candidato ideal para el acuario de arrecife, ya que se concentrará en comer algas filamentosas y cianobacterias.

Esta especie debe mudar para poder crecer. Generalmente en la noche, dejará su casa concha, se colocará sobre la espalda, y saldrá de su exoesqueleto. Un nuevo exoesqueleto se elimina y se endurece en un período de varias horas. El animal es vulnerable en este momento y no debe ser molestado. Los niveles adecuados de yodo le ayudará en que la muda tenga éxito.

información del clibanarius sacada de MyCoralReef.es